Beneficios del juego en los niños

Beneficios del juego en los niños

Si buscamos en Google podemos encontrar cientos de consejos de psicólogos animando a los niños a disfrutar de su infancia a través del juego, pues muchos son los beneficios y ninguna la desventaja. Lo cierto es que se trata de una herramienta imprescindible para aprender, desarrollar habilidades y estimular el crecimiento. A través de él es como los niños empiezan a tener contacto con el mundo que los rodea. “Los niños necesitan tiempo y espacio para jugar. Jugar no es un lujo, es una necesidad” defiende Redfield Jamison, psicóloga estadounidense.

Según E Magazine, los niños pasan más tiempo frente al televisor y los videojuegos que explorando el exterior. Ningún especialista duda en señalar el juego como un elemento básico en la vida de un niño pero, ¿qué les aporta? Estos son algunos de los beneficios más importantes:

  • Mejora su capacidad de aprendizaje: investigadores de la VU University de Holanda recalcaron este hecho en una revisión de 14 estudios psicológicos. Su justificación: el mayor flujo de sangre que llega al cerebro, proporcionando mayor oxígeno a las células involucradas en el aprendizaje y la atención.
  • Desarrollan habilidades cognitivas y motrices: a través de los juegos de rol por ejemplo, como puede ser “mamás y papás” o “policías y ladrones”, contribuyen con sus capacidades cognitivas, estimulando su pensamiento abstracto y aprendiendo a resolver problemas, imaginando situaciones y soluciones. Aumentan la creatividad e imaginación.
  • Ejercicio: al jugar se ejercitan inconscientemente; además de ser saludable para todo su cuerpo, músculos, huesos, pulmones, corazón, etc., les permite dormir bien durante la noche. De esta forma también previenen la obesidad infantil, una enfermedad cada vez más habitual en esta sociedad sedentaria.
  • Facilita la detección de trastornos físicos o psíquicos, de conducta, de desarrollo etc, dependiendo de su forma de actuar en el juego. Enfermedades como el autismo o la depresión son fáciles de detectar según el comportamiento al relacionarse con los demás.

Podríamos mencionar muchos más beneficios basándonos en especialistas, como mejorar el ánimo, disminuir el estrés, fortalecer su autoestima, aumentar el vínculo familiar o fomentar sus habilidades afectivas. Lo cierto es que el juego es fundamental en el desarrollo de un niño, y los datos en España son preocupantes: según un estudio de la Universidad de Valencia, los niños en este país juegan menos de lo aconsejable; un tercio de los niños juegan solos, y tan sólo 1 de cada 3 menores juega todos los días.

En Garabatto, queremos que los niños jueguen y sean felices todos los días del año, por ello adaptamos nuestras instalaciones a sus necesidades. ¡Os esperamos!